Como volver a activar la hibernación de tu portatil en Windows 10

Publicado el 21 de Febrero de 2017
En la Categoria Windows 10

Si quieres poder recuperar tu sesión de trabajo tal y como la habías dejado la última vez que usaste tu portátil, con las mismas ventanas y programas abiertos, en Windows 10 existen dos opciones que permiten hacerlo sin necesidad de mantener encendido el ordenador y así reducir el consumo de energía: la hibernación y la suspensión.

Existen diferencias entre ambas: al suspender el PC, el estado del sistema se guarda en la memoria RAM y el consumo de energía se reduce al mínimo; cuando lo hibernamos, el ordenador guarda estos datos en el disco duro y, al no depender este de la alimentación para mantener almacenado el contenido, el consumo será prácticamente nulo, una opción perfecta para equipos portátiles.

Si no vamos a usar el equipo durante un largo periodo de tiempo, hibernar es la mejor opción para evitar que nos quedemos sin batería y perdamos nuestra configuración de ventanas o el trabajo no guardado, ya que aunque la suspensión reduce al mínimo el gasto energético, éste sigue existiendo. Es conveniente recordar que tanto la hibernación como la suspensión se consideran periodos inactivos en aplicaciones y juegos que cuenten con sistemas de protección por desconexión, con lo que podríamos perder nuestro trabajo en la nube o ver interrumpida una partida que hayamos dejado a medias.

Al activar la opción de hibernación por primera vez, el sistema operativo crea un archivo en el disco duro donde escribirá los datos para poder apagar el equipo, llamado hiberfil.sys. Este archivo suele ocupar varios GB, y su tamaño final depende de la cantidad de RAM de nuestro PC. En equipos que no dispongan de mucho espacio en disco, esto puede suponer un problema. Si hemos desactivado la hibernación, pero el archivo sigue ahí, podemos eliminarlo siguiendo los pasos que se mencionan en el artículo Cómo desactivar la hibernación en Windows.

En Windows 10, el modo hibernación viene deshabilitado por defecto, pero podemos activarlo desde el panel de control, sin tener que pasar por la consola de comandos. Los pasos que debemos seguir son los siguientes:

  • El primer paso es hacer clic con el botón derecho sobre el icono de Windows, situado en la esquina inferior izquierda, y seleccionar la opción Panel de Control.
  • Una vez en la pantalla principal, seleccionamos el bloque de opciones Sistema y seguridad. Haremos clic en Opciones de energía para escoger Elegir el comportamiento del botón de inicio/apagado en el menú de navegación situado a la izquierda de la ventana.
  • Para poder modificar la configuración y así reactivar la hibernación, debemos hacer clic en Cambiar la configuración actualmente no disponible. Hecho esto, ya podemos marcar la casilla que aparece junto al apartado Hibernar, Mostrar en el menú iniciar/Apagar.

Tras guardar los cambios, junto con las habituales opciones de apagado, suspensión, etc. nos encontraremos con la opción de hibernación (cuyo atajo de teclado será Tecla de Windows + X), que nos permitirá despreocuparnos de la carga restante de nuestros equipos portátiles a cambio de renunciar a un menor tiempo de activación.

Valora este artículo para mejorar la calidad de nuestro blog ...
PobreRegularEsta BienMuy BuenoExcelente (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un Comentario